PREGUNTAS PRECUENTES

1. ¿Qué es el bolo intraruminal para identificación electrónica?

Es una cápsula de cerámica de 68 mm largo x 21mm. 75 gr. y que contiene en su interior un microchip. Se aplica por vía oral a los rumiantes (bovinos, ovinos, caprinos y camélidos) y se aloja en el retículo (o segundo estómago) de estos animales, permitiendo así identificar a los animales de por vida.

2. ¿Cómo se aplica?

Se aplica vía oral con un aplicador de bolos. La aplicación es muy sencilla y rápida.

3. ¿A qué edad se puede aplicar?

En terneros a partir de los 60 kilogramos de peso vivo (aplicar en animales desde los 90 dias de nacido).

4. ¿Dónde se aloja?

El bolo ingresa vía oral y luego llega al rúmen donde después de algunos movimientos ruminales (segundos o unos pocos minutos dependiendo del tipo de alimentación recibida y estado de replesión), queda alojado en el segundo estómago o retículo, también conocido como redecilla.

5. ¿Se pierde?

Luego de aplicado, el bolo puede tardar algunos minutos en llegar al retículo, pero una vez alojado allí, el bolo no se pierde.

6. ¿Se expulsa con diarreas?

No, esto no ocurre. Está suficientemente comprobado, en el proyecto más grande que se ha hecho en el mundo sobre identificación electrónica animal. (Proyecto IDEA, Europa)

7. ¿Cuánto tiempo dura o permanece dentro del animal?

El bolo tiene una vida estimada de 30 años, permaneciendo entonces intacto durante toda la vida dentro del animal.

8. ¿A qué tipo de animales se les puede aplicar el bolo?

El bolo está diseñado para ser aplicado en rumiantes. Entonces, los animales que pueden ser identificados con el bolo son las vacas, cabras, ovejas, ciervos, llamas, vicuñas y camélidos en general, etc.

9. ¿Produce trastornos digestivos o de algún tipo en los animales?

El bolo no produce ningún tipo de alteración digestiva ni de ningún tipo.

10. ¿El bolo interfiere en el normal desarrollo del estómago de los rumiantes?

El bolo se puede aplicar en rumiantes desde muy temprana edad. Los animales crecerán sin ningún tipo de problemas en el desarrollo de su estómago. Estos estudios fueron realizados por el Departamento de Producción Animal de la Universidad Autónoma de Barcelona.

11. ¿Se puede recuperar?

La recuperación del bolo en frigoríficos no implica ningún tipo de trabajo extra para los operarios, los que simplemente deben retirarlo del retículo. Si se quisiera reutilizar, el software que controla el sistema de trazabilidad lo rechazaría.

12. ¿Se pueden seguir los animales por satélite?

No, no existe hasta el día de hoy, tecnología disponible en el mundo para rastrear estos chips para uso animal por vía satelital. La única forma de leerlos es con un lector a una distancia muy corta del animal, es decir, teniendo los animales encerrados en un corral ( a 25 cms.) lectura estática o pasando por una manga (a 80 cms.). (lectura dinámica) Los chips para identificación electrónica de animales que cumplen con las normas ISO 11784-11785 son de funcionamiento pasivo, es decir, sin baterías. Esto los imposibilita para emitir un pulso o señal a un satélite.

13. ¿A qué distancia se leen los bolos?

Un lector de mano puede generar un campo de lectura de unos 25 a 30 cm, es decir, la punta de la antena del lector se debe acercar a la zona de proyección del retículo en el exterior del animal (esto es debajo del pecho y detrás del codillo del animal). El lector de manga genera un campo de lectura de un metro aproximadamente. Esto permite que los animales pasen por la manga (las tradicionales poseen unos 80 cm de ancho) y se vayan leyendo a su paso, pudiendo los mismos pasar a la carrera.

14. ¿Se puede guardar información en el chip?

No. Si bien técnicamente esto es posible, la norma ISO establece que los chips para uso animal sean de sólo lectura y posean sólo un número de identificación de ese animal.

15. ¿Qué información brinda el chip?

El chip tiene grabado un número único en todo el mundo. Esta es la única información que contiene el chip y que devuelve al momento de la lectura. Este número tiene una cantidad determinada de dígitos que hacen que se puedan identificar todos los animales en el mundo, sin que haya repeticiones en los próximos 500 años.

16. ¿De qué manera se adjunta información de los animales al chip?

Existen lectores que están diseñados no sólo para leer el chip, sino también para guardar en su memoria. Esto hace que puedan ser utilizados para cargarles información productiva, reproductiva y cualquier otro tipo de información necesaria para el manejo de los animales. Para esto, los lectores se configuran desde una PC de forma de emular en su memoria cualquier planilla de trabajo que habitualmente se use en el campo para poder a partir de allí grabar en su memoria la información surgida de los controles lecheros, pesadas de animales, tactos, controles de stock, etc. Estos lectores se configuran desde una PC de tal forma que se emula en la memoria cualquier planilla de trabajo que habitualmente se use en el campo, para poder, a partir de allí, grabar en su memoria la información surgida de los controles lecheros, pesadas de animales, tactos, controles de stock, etc.

17. ¿Se puede descargar esta información a una PC?

Sí, los lectores permiten recolectar información en la manga o en la fosa de ordeño para su transmisión en forma on-line o permitiendo almacenarla en la memoria de los mismos para su posterior volcado a la PC.

18. ¿Y cómo se puede manejar esta información en la PC?

Una vez descargada la información en la PC, la misma se puede manejar con alguna planilla de cálculo (Excel por ejemplo) o existen algunos sistemas de gestión que ya integran el uso de estos lectores. Es decir, los sistemas convencionales de gestión pueden importar a sus bases de datos la información descargada por los lectores a la PC.

19. ¿Qué ventajas tiene el bolo ante una caravana electrónica?

Una caravana electrónica puede brindar la misma funcionalidad que un bolo electrónico, con la diferencia de que la caravana, al ser externa, es susceptible de pérdida o de cambios intencionales. El bolo, al ser interno, no puede perderse, cambiarse ni adulterarse, por lo que a mediano y largo plazo es más económico.

20. ¿Qué ventajas tiene un bolo ante un chip inyectable?

El chip inyectable es susceptible de ser expulsado del cuerpo del animal mediante una fístula, o puede romperse en un golpe por su posición muy superficial o bien puede palparse y eliminarse mediante un simple corte en la piel. Pero uno de los principales inconvenientes que genera esta aplicación es que suelen migrar por debajo de la piel, haciéndose dificultoso su hallazgo en la lectura y lo que es más grave, la recuperación del mismo al momento de la faena, existiendo la posibilidad de este modo, de pasar a la cadena alimentaria. Algunos países de Europa, y además Uruguay y Chile entre otros, han prohibido esta forma de aplicación para animales cuya carne será destinada a consumo humano, quedando restringido su uso para identificar equinos, mascotas, o animales exóticos.

21. ¿Y qué pasa en el mundo?

El mundo está avanzando hacia una identificación doble: visual + electrónica. Las caravanas convencionales siguen siendo útiles y necesarias, pero evidentemente, a la hora de asegurar la identidad de los animales, es indispensable contar con otro sistema que certifique dicha identidad de manera segura. Esto se puede homologar con lo que ocurre en un automóvil, donde existe una identificación visual y de fácil manejo (patente), que puede perderse y /o cambiarse, pero existe también un número de chasis o de motor, con una gran cantidad de dígitos pero que resulta mucho más seguro y es el que finalmente utiliza la policía para la verificación de la identidad del mismo.En algunos países de Europa, como por ejemplo España para el ganado ovino y caprino, ya es obligatorio el uso combinado de caravanas convencionales + bolo ruminal. Próximamente esto se extenderá al ganado vacuno.

22. ¿Sirve para trazabilidad?

El bolo intraruminal es la herramienta ideal para la trazabilidad de los animales, ya que no se pierde, no puede adulterarse ni cambiarse.

23. ¿Y qué utilidad adicional tiene?

Además de ser la herramienta ideal para la trazabilidad de nuestro ganado, una de las grandes ventajas que presenta es que podemos realizar la gestión del mismo a través la identificación garantizada que otorga el bolo ruminal. El hecho de contar con un identificador que dura toda la vida del animal, y que no se pierde, permite vincular los animales al mundo de la informática por medio de un chip, haciendo del bolo ruminal una herramienta única para la gestión de nuestros rodeos.

24. ¿Qué pasa con los animales robados?

Si bien no se pueden monitorear vía satélite o hacer un seguimiento a larga distancia, los bolos tienen como ventaja fundamental (ausente en otros identificadores) es que: son internos e inviolables. Esto permite que si un productor sospecha que sus animales están en determinado lugar, simplemente leyendo los mismos con un lector podrá constatar la identidad de ellos, y si son reportados robados, pueden detectarse en cualquier control establecido en carreteras o frigoríficos. Esto genera un efecto disuasorio sobre aquellos que intenten robar o cambiar ganado gordo por flaco (modalidad bastante difundida en América Latina), ya que si bien podrán cambiar las caravanas de los animales no podrán alterar la seguridad de la identificación electrónica que brinda el bolo intraruminal.